• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Manuela Castañeira 2019

Vamos por una alternativa para los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Vamos por la unidad de la Izquierda!


Arranca la campaña electoral


por Martín Primo

Editorial de la semana en Izquierda Web


La jornada del jueves 4 fue importante. Más allá de su carácter fragmentario (no hubo punto de reunión), de la cerrada negativa a convocar a un paro general por parte de la CGT, y del programa patronal que le imprimieron junto a Moyano y Yasky, la jornada comenzó con el corte realizado por nuestro partidojunto a los compañeros de Pilkingtonen Callao y Corrientes(corte que tuvo impacto nacional), y terminó en los escarceos entre las columnas de los movimientos sociales y la policía, que buscó reprimirlos. El centro de la ciudad fue todo el día un caos[1].

La jornada transcurrió en un contexto desalto en la crisis económica y social: franjas de masas de los de abajo comienzan a sentir hambre. Como en 1989 y en el 2001, una enorme crisis amenaza a los trabajadores y demás sectores populares; una crisis que baila al son de la devaluación del peso.

Sin embargo, la situación no termina de explotar.El “operativo de contención” de la gobernabilidad a todo precio es el punto de unidad de todas las fuerzas políticas y burocráticas: desde el macrismo al kirchnerismo, pasando por el peronismo federal y la burocracia sindical, la consigna es no hacer olas: “La Argentina parece haber logrado un consenso básico para evitar desbarrancarse como en el 2001, una gobernabilidad de base. El último diciembre en paz demostró que hubo una curva de aprendizaje. Pero el país no logra articular un sistema de gobernabilidad para un desarrollo integral” (Jorge Liotti, La Nación, 31/03/19).

Parte de este operativo es dilatartodo lo posible cualquier convocatoria a una medida de fuerza (ahora el moyanismo dice que convocaría a algo para fines de abril o principios de mayo). Y, simultáneamente, a medida que va arrancandoel calendario electoral, instalar la idea que “Macri se va en diciembre” y, entonces, para qué “gastarse” en salir a pelear.

En estas condiciones, se ha abierto la campaña electoral. Este es un dato objetivo más allá que las elecciones estarán cruzada por crisis y luchas de diverso tipo.

Una lógica perversa

Detengámonos en la “lógica del ajuste” en curso. Cuando la primera corrida contra el peso en abril pasado,el gobierno corrió a buscar el auxilio del FMI. Quizás alguno esperaba que con ese “auxilio” la corrida se frenara, pero eso no ocurrió. Hacia agosto se produjo una segunda corrida; el gobierno renegoció un segundo acuerdo con el Fondo.

Ahora acaban de llegar 10.800 millones de dólares más; un arribo anticipado por una tercera corrida que en estos pocos meses de 2019 se ha llevado otro 15 a 20% del valor del peso. ¿Cuál es la lógica detrás de todo esto? ¿No se supone que la “asistencia” del Fondo debería frenar la corrida?

En realidad, no: la premisa del acuerdo es dejar operar los “mecanismos correctivos”propios de la crisis. Macri sobreendeudó al país y en las condiciones económicas previas a la devaluación, no podían generarse los excedentes necesarios para afrontar los pagos (historia repetida en el país).

La táctica acordada con el Fondo fue contar con la “red de seguridad” provista por el organismo,de manera tal de dejar correr la devaluación (hasta que el peso encuentre su precio de mercado en dólares) pero asegurando,simultáneamente,que el país no entre en cesación de pagos[2]: los dólares se prestan para eso, para pagar, no para intervenir en el mercado cambiario.

Esta durísima receta fondomonetarista (a lo Grecia u otras experiencias del pasado en el país)ha significado ya una devaluación de la moneda de casi150%,una inflación que al 50% del año pasado le sumará-al menos- un 36% este año, un nivel de pobreza que alcanzaya al 32% de los argentinos, y un desempleo que se apresta a superar el 9.9% de la población económicamente activa (esto sin contar lossubempleadosque trabajanmenos de lo que quisieran).

Esta pulverización del salario y el empleo no tiene otro objetivo que reducir los costos laborales en pesos mientras que los precios sedolarizan. Sobre esta basese busca recuperar las ganancias empresarias y garantizar el pago de la deuda externa.

La aparente paradoja aquí es la “creatividad” de este nuevo tratamiento de la crisis. En el pasado las crisis devaluatorias operaban sobre la base de la carencia de divisas en el Banco Central. En este caso no es así:el BCRA cuenta con 77.000 millones de dólares en su haber[3].

¿Cómo se entiende esto? Se entiende producto de lo que estamos señalando: el acuerdo con el Fondo no es para evitar la crisis, sino para que la misma se desarrolle dentro de determinados parámetros y condiciones: que no explote el gobierno por los aires; esta es la lógica perversa del actual ajuste.

Traigamos en nuestro auxilio un análisis de Marx. El capitalismo como sistema basado en la explotación del hombre por el hombre tiende permanentemente a la crisis. Es un sistema basado en la sed de ganancias empresarias que, sin embargo, en función del desarrollo de sus propias contradicciones, y de las luchas de los explotadosy oprimidos, se ve confrontado de manera recurrente con crisis una más aguda que la otra.

Y ni hablar si se trata de países dependientes como la Argentina, marcados porenormes fragilidades.

Sin embargo, la tendencia a la crisis tiene “mecanismos contrarestantes”(en parte “espontáneos”, en parte alentados por los mismos empresarios y sus gobiernos) que operan paramediatizarla: el salario obrero se hunde, aumenta el ejército industrial de reserva (los desempleados y subempleados), se destruyen los capitales sobrantes (cierran las fábricas que no pueden competir); siendo así las cosas en algún momento la crisis toca fondo, las ganancias comienzan a recuperarse, se recupera también la producción, y la economía vuelve a encaminarse por una senda ascendente con trabajadores más pobres y explotados y empresarios felices con redobladas ganancias.

Seguir leyendo esta editorial en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que ganen los trabajadores, las mujeres y la juventud!

La izquierda renueva sus fuerzas, súmate a la Izquierda al Frente por el Socialismo.


Ni Macri, Ni el kirchnerismo

Ha quedado claro que Macri gobierna para los ricos. Por otra parte, el kirchnerismo, que gobernó durante 12 años y no realizó ningún cambio estructural en el país, no es alternativa.

Desde Izquierda al Frente por el Socialismo nos proponemos como una alternativa superadora a todas las variantes patronales.

Frente al ajuste macrista (Plan A), levantamos un Plan B para que ganemos los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Prohibir las suspensiones y los despidos, terminar con la precarización laboral garantizando empleo genuino para la juventud, #niunamenos con presupuesto para las mujeres que son víctimas de violencia y garantizar el acceso a la cultura y la educación.
Queremos que paguen los empresarios, por eso proponemos un impuesto a las riquezas, a las grandes extensiones de tierras y los grandes inmuebles.

Abajo la represión a la protesta social. Ninguna impunidad a los genocidas de la dictadura militar.
Abajo la burocracia sindical, vamos por democracia de las bases.

_

Sobre Mi

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Nací en Paraná, Entre Ríos, y actualmente resido en la localidad de Sarandí, Provincia de Buenos Aires.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a Diputada Nacional en la provincia de Buenos Aires por la Izquierda al Frente por el Socialismo.

_

Los Trabajadores

Vamos por un 35% de aumento del salario y prohibición de despidos y suspensiones.
Que toda empresa que quiera cerrar sea estatizada.
Que se elimine el impuesto al trabajo, que es un falso impuesto a las ganancias.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Triplicación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a la Izquierda al Frente!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.