• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Manuela Castañeira referente del Nuevo Mas

Tenemos la responsabilidad de presentar una alternativa.
Un plan B para que ganen los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Un plan de emergencia para dar vuelta las cosas, para mostrar que no siempre tiene que ser igual,
que ganen ellos y nosotros perdamos.


#Ele não | Un neofascista se impone
en la primera vuelta (por Roberto Saenz)

Editorial de la semana en Izquierda Web


“El error de la dictadura fue torturar y no matar”
Jair Bolsonaro

“Usted es tan fea que siquiera merece ser violada”
Jair Bolsonaro

“Los gays son producto del consumo de drogas”
Jair Bolsonaro

“En una situación así, ningún intelectual, ningún demócrata, ninguna persona responsable del mundo en que vivimos, puede quedar indiferente. Yo no represento a nadie más allá de mí mismo. Ni apoyo a ningún partido. Creo, simplemente, que se trata de un caso de defensa de la humanidad. Si en Brasil, el país decisivo de América Latina, cae en manos de este despreciable y peligroso personaje, y de los poderes fácticos que los apoyan (…) nos precipitaremos más a fondo en la desintegración del orden moral y social del planeta, al cual estamos asistiendo hoy”

Carta de Manuel Castells “A los amigos intelectuales comprometidos con la democracia”

Bolsonaro se impuso en la primera vuelta en Brasil y produjo una conmoción mundial. Que en la cuarta “democracia” del planeta se imponga semejante fascista no es un dato menor en relación a las perspectivas para la lucha de clases.

Con el 46,3% de los votos válidos, a sólo 5 puntos de imponerse en la segunda vuelta, y cuando Haddad del PT (el otro candidato que pasó al balotaje), alcanzó un magro 29,28%, configura un resultado difícil de revertir, pero no imposible.

La clave para impedir que este resentido social (apoyado por los mercados y las fuerzas armadas), se imponga en segunda vuelta cristalizando un brutal giro a la derecha, son las inmensas reservas de lucha que existen entre los explotados y oprimidos brasileros[1].

Con un Partido de los Trabajadores acostumbrado a manejarse siempre – ¡y de manera criminal!- dentro de los umbrales de la “institucionalidad”, dependerá de las masas trabajadoras, las mujeres y la juventud el que se salga masivamente a las calles para dar vuelta esta adversa situación[2].

Una batalla en las calles y también en las urnas. Porque el domingo 28, cuando se realice la segunda vuelta, habrá que ir a votar. Y lo que está planteado es el voto crítico a Haddad. No se trata de ningún apoyo a la política criminal del PT, sino de utilizar el único canal posible para votar contra Bolsonaro[3].

Lo que se juega en Brasil tendrá impacto en la Argentina. El macrismo ya está apostando sus fichas a Bolsonaro. Las relaciones de fuerzas no están resueltas y apuestan a ello para inclinarlas: “Tras una década de dominio de la izquierda [el “progresismo”, R.S.], la nueva derecha logró victorias electorales importantes en Argentina, Chile y Colombia, pero no logro todavía una preminencia regional, no consigue estabilizar un nuevo ciclo histórico (…) América Latina se encuentra paralizada en un ‘empate hegemónico (…) Por gravitación y circunstancia, el futuro de la región se juega en Brasil” (José Natanson, Le monde diplomatique, octubre 2018).

Nuestra tarea es sumar fuerzas en apoyo al pueblo brasilero contrapesando las cosas desde la Argentina: derrotando en las calles el presupuesto del déficit cero y tratar de colocar a Macri a las puertas de su salida del poder.

La degradación de la conciencia de clase

Lo primero a explicar son las causas del triunfo de Bolsonaro en primera vuelta. Existen dos fenómenos básicos que han confluido en este resultado. El primero es que desde hace años viene produciéndose un realineamiento de fuerzas de clase reaccionarias que terminó bajándole el pulgar al PT.

Los gobiernos de Lula y Roussef no produjeron ninguna transformación de fondo. Es más: garantizaron uno de los ciclos de negocios más ascendentes para los capitalistas en las últimas décadas conformando una gestión que no cuestionó siquiera los pilares básicos del neoliberalismo.

Apertura comercial, altísimas tasas de interés, desindustrialización y enfoque en los agro-negocios fueron algunas de las medidas que hicieron las mieles de los mercados. Si el PT tomó algunas tibias medidas “redistributivas” fue solamente producto del ciclo internacional de altos precios de las materias primas (como disfrutaron también los k en la Argentina).

Con la crisis económica mundial del 2008 estas condiciones comenzaron a cambiar. Para la burguesía llegaba la hora de volver a la carga con el ajuste económico “puro y duro”. En el 2014, Dilma Roussef hizo campaña prometiendo medidas “progresistas”… pero cuando fue reelecta giró al neoliberalismo más descarado; amplios sectores de la base social petista comenzaron a alejarse del gobierno.

De todos modos, la burguesía había sacado la conclusión de que aún con sus “buenos oficios” al servicio de ellos, el gobierno del PT no iba más. Es que a pesar de ser un gobierno de architraidores enriquecidos en el poder, por su propia razón de ser, por su origen de clase como partido de trabajadores reformista, el PT trasmite –mediatizado de todas las formas imaginables- la presión de los intereses populares. Tiene dificultades para pasar la guadaña sobre las conquistas populares a la manera que la patronal lo quiere hoy.

El PT nació en los años ‘80 como partido obrero reformista. En un proceso de adaptación creciente al Estado, de gestión directa de municipios y Estados provinciales, de negociaciones en las “cámaras sectoriales” (acuerdos por productividad con las patronales), fue convirtiéndose en un partido “obrero-burgués”.

Seguir leyendo esta editorial en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que ganen los trabajadores, las mujeres y la juventud!

La izquierda renueva sus fuerzas, súmate a la Izquierda al Frente por el Socialismo.


Ni Macri, Ni el kirchnerismo

Ha quedado claro que Macri gobierna para los ricos. Por otra parte, el kirchnerismo, que gobernó durante 12 años y no realizó ningún cambio estructural en el país, no es alternativa.

Desde Izquierda al Frente por el Socialismo nos proponemos como una alternativa superadora a todas las variantes patronales.

Frente al ajuste macrista (Plan A), levantamos un Plan B para que ganemos los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Prohibir las suspensiones y los despidos, terminar con la precarización laboral garantizando empleo genuino para la juventud, #niunamenos con presupuesto para las mujeres que son víctimas de violencia y garantizar el acceso a la cultura y la educación.
Queremos que paguen los empresarios, por eso proponemos un impuesto a las riquezas, a las grandes extensiones de tierras y los grandes inmuebles.

Abajo la represión a la protesta social. Ninguna impunidad a los genocidas de la dictadura militar.
Abajo la burocracia sindical, vamos por democracia de las bases.

_

Sobre Mi

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Nací en Paraná, Entre Ríos, y actualmente resido en la localidad de Sarandí, Provincia de Buenos Aires.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a Diputada Nacional en la provincia de Buenos Aires por la Izquierda al Frente por el Socialismo.

_

Los Trabajadores

Vamos por un 35% de aumento del salario y prohibición de despidos y suspensiones.
Que toda empresa que quiera cerrar sea estatizada.
Que se elimine el impuesto al trabajo, que es un falso impuesto a las ganancias.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Triplicación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a la Izquierda al Frente!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.