• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Precandidata a Presidente 2019

Con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Una de Nosotros



La pandemia no se detiene


por Marcelo Buitrago

Editorial de la semana en Izquierda Web


10 millones y medio de casos oficiales a nivel mundial, en 188 países, más de 500.000 muertos, un número diario creciente de contagios, con un pico de 191.000 el 26 de junio. Los contagios tardaron 40 días en duplicarse desde los 5 millones en mayo, la disminución del número de muertos diarios desde el pico de 8.500 el 17 de abril, a unos 5.000 a fines de junio, no alcanza a operar como una señal de declinación.

En abril, las muertes mundiales por el virus superaron los 100.000. Esa cifra luego subió a 250.000 a principios de mayo y se ha duplicado en menos de dos meses.

La pandemia hace rato alcanzó una dimensión histórica, por lo que nos lleva inevitablemente a compararla con los antecedentes de pandemias de influenza, desde que en 1930 se consiguió aislar el virus de la influenza en humanos, comprobando así que es causada por un virus y no una bacteria: las pandemias de 1957, 1968 y 2009.



Las pandemias de 1957-68-2009 y la gripe española

En 1957, un nuevo virus de la influenza A (H2N2) apareció en el este de Asia, desencadenando una pandemia («Influenza asiática»). Se originó de un virus de la influenza aviar A y se reportó por primera vez en Singapur, en febrero de 1957; en Hong Kong en abril de 1957 y en las ciudades costeras de los Estados Unidos en el verano de 1957. La cantidad estimada de muertes fue de 1.1 millones a nivel mundial y 116.000 en los Estados Unidos.

La pandemia de 1968 fue causada por el virus de la influenza A (H3N2) de un virus de influenza aviar A. Apareció por primera vez en Estados Unidos en septiembre de 1968. La cantidad estimada de muertes fue de 1 millón a nivel mundial y alrededor de 100.000 en Estados Unidos. El virus H3N2 sigue circulando a nivel mundial como un virus de la influenza A estacional.

En la primavera del 2009, surgió un nuevo virus de la influenza A (H1N1). Fue detectado primero en los Estados Unidos y se propagó rápidamente por todo el país y el resto del mundo. Desde abril del 2009 hasta abril del 2010, los CDC estimaron que hubo 61 millones de casos de influenza y 12.469 muertes en Estados Unidos a causa del virus.Además, seestima que entre 150.000-575.000 personas en todo el mundo murieron a causa de la infección durante el primer año que circuló el virus.Un gran porcentaje de las muertes relacionadas ocurrió entre personas menores de 65 años, lo que difiere en gran medida de una epidemia de influenza estacional típica, durante la cual se estima que la gran mayoría de las muertes ocurre entre personas de 65 años de edad en adelante.

El impacto en la población mundial durante el primer año fue menos grave que las pandemias anteriores. Los cálculos estimados de la mortalidad por influenza pandémica oscilan del 0,03% de la población mundial durante la pandemia de 1968 a entre el 1 y 3% de la población mundial durante la pandemia de 1918. Se estima que el 0.01% de la población mundial falleció a causa de la pandemia de 2009 durante los 12 primeros meses que circuló el virus.

El 10 de agosto del 2010, la OMS anunció el fin de la pandemia de influenza H1N1 del 2009. Sin embargo, el virus sigue circulando como virus de la influenza estacional y causa hospitalizaciones y muertes cada año a nivel mundial.

Como podemos observar, la actual pandemia ya causó más muertes en Estados Unidos que todas las anteriores, y si bien no es el caso a nivel mundial, la respuesta ensayada por la mayoría de los países a través de cuarentenas masivas a niveles inéditos en la historia moderna, fue lo que evitó la multiplicación de muertes, según la opinión de la inmensa mayoría de los expertos. Lo que sigue entonces es retroceder a lo que Alfred Crosby llama “La Pandemia Olvidada de América: la Influenza de 1918”, fue la pandemia más grave de la historia reciente, causada por el virus H1N1 con genes de origen aviar. Si bien no hay un consenso universal respecto de dónde se originó el virus, se propagó a nivel mundial durante 1918-1919. En Estados Unidos se detectó por primera vez durante la primavera de 1918, entre el personal militar. Se calcula que alrededor de 500 millones de personas o un tercio de la población mundial se infectó con este virus. La cantidad de muertes estimada fue de al menos 50 millones a nivel mundial y 675.000 en Estados Unidos.

La cantidad de personas que murió durante la pandemia de 1918 superó la cantidad total de muertes de militares y civiles como resultado de la Primera Guerra Mundial.

La alta tasa de mortalidad en personas sanas, incluido el grupo etario de 20-40 años, fue una característica exclusiva de esta pandemia. Aunque el virus H1N1 del 1918 ha sido sintetizado y evaluado, las propiedades que hicieron que fuera tan devastador no están claramente definidas. Sin vacunas para protegerse contra la infección por la influenza y sin antibióticos para tratar infecciones bacterianas secundarias que pudieran estar asociadas a las infecciones por influenza, los esfuerzos de control a nivel mundial se limitaron a intervenciones no farmacéuticas como aislamiento, cuarentena, buenos hábitos de higiene personal, uso de desinfectantes y limitaciones de reuniones públicas, que se implementaron de manera desigual.

La gravedad de este virus único desconcertó a los investigadores durante décadas y generó preguntas tales como: «¿Por qué fue tan mortal el virus de 1918?», «¿Dónde se originó el virus?» y «¿Cuál es el aprendizaje de la comunidad de salud pública del virus de 1918 para prepararse mejor y defenderse de futuras pandemias?» Y a pesar que el CDC de Estados Unidos realizó la proeza científica de secuenciar sus genomas y recrear el virus perdido de 1918 en un entorno de laboratorio, esta nueva pandemia viene a poner el acento de lo que muchos biólogos como Rob Wallace han expresado:“El avance sin límites ni planificación alguna sobre los ecosistemas está liberando virus y/o bacterias ancestrales, encerrados durante cientos de miles sino millones de años en determinadas especies que se trasmiten a unos humanos no preparados para ellas”. Es decir, que no hay “Salud Pública” que pueda arreglar el producto del desarrollo capitalista del mundo y su ruptura del metabolismo con la naturaleza.

Seguir leyendo esta editorial en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que la crisis la paguen los capitalistas,
y no los trabajadores!

Sumate a la campaña de Manuela Castañeira 2019!


Una alternativa a Macri y el Kirchnerismo

Argentina necesita un programa alternativo que rechace tanto los 10 puntos del macrismo de sumisión al FMI, como también el pacto social que proponen Alberto Fernández y el kirchnerismo, el cual no es más que una herramienta que siempre se ha utilizado para que los trabajadores paguen la crisis.

Durante la campaña vamos a plantear la ruptura con el FMI, el no pago de la deuda externa, la legalización del aborto y la prohibición de despidos y suspensiones, entre otras propuestas.

Frente al fracaso de Macri y a la coalición conservadora que propone Alberto Fernández, la izquierda tiene que unirse para ser alternativa con un programa anticapitalista de ruptura con el FMI!



Para que la crisis la paguen los capitalistas
hay que afectar sus intereses

Por eso proponemos:

1. Ruptura con el FMI y no pago de la deuda externa.
2. Aumentar salarios y jubilaciones al nivel de la canasta familiar, indexados mensualmente según la inflación.
3. Prohibir por ley despidos y suspensiones, y estatizar bajo control de sus trabajadores toda empresa que cierre.
4. Hace falta un férreo control de precios y abastecimientos para acabar con las remarcaciones. Retrotraer las tarifas de los servicios públicos a valores del 2016.
5. Eliminar el impuesto al salario y los impuestos al consumo popular (IVA). Aplicación de impuestos directos a la riqueza, las grandes propiedades, la banca y las exportaciones agrarias e industriales (retenciones).
6. Hay que terminar con la precarización laboral de la juventud. Pase a planta permanente y reincorporación de todos los despedidos bajo el macrismo.
7. Por el derecho al aborto en el hospital público. Basta de femicidios y violencia hacia las mujeres, travestis y transexuales.
8. Triplicación de los presupuestos para salud y educación.
9. Basta de dirigentes atornillados en los sindicatos desde hace años. Vamos por la democracia sindical.
10. El pueblo tiene que decidir qué hacer con el FMI y qué medidas tomar para salir de la crisis: vamos por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.
11. Que gobiernen los que nunca lo hicieron: los trabajadores y la izquierda.

_

Quién es Manuela Castañeira?

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a presidente en 2019 por el Nuevo MAS.

_

Una compañera luchadora

Para las elecciones nuestro partido ha nominado a Manuela Castañeira como precandidata a presidenta. Se trata de una compañera luchadora proveniente del movimiento de mujeres y una de las pocas mujeres candidatas a la presidencia para esta elección.

Aunque es muy joven, tiene tras de sí una larga trayectoria de lucha junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud, y vemos su candidatura como un gran aporte para renovar y fortalecer a la izquierda.
La hemos visto el 13J y el 8A luchando por el derecho al aborto, en Los paros generales enfrentando La represión policial, apoyando todas Las Luchas de tos trabajadores (Pilkington, C5N, Clarín, el Hospital Posadas), de los estudiantes por la educación y tantas otras.
También La hemos visto debatiendo en la televisión defendiendo siempre a los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Los Trabajadores

Es necesaria una alternativa de izquierda. Queremos intervenir con un programa claro que defienda a los trabajadores y al empleo, a las mujeres y a la pelea por la legalización aborto, al futuro de la juventud a través de la educación, la cultura y el deporte.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Ampliación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a Manuela Castañeira!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.

_