• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Precandidata a Presidente 2019

Con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Una de Nosotros



Un mazazo que abre una crisis de gobernabilidad


por Roberto Sáenz

Editorial de la semana en Izquierda Web


El domingo pasado Macri recibió un mazazo que prácticamente lo liquidó. El lunes 12 se desató una escalada del dólar que al cierre de este editorial alcanza los $62, una devaluación del 40% en sólo tres días.

La huida en masa de los inversores expresa no solamente que el “modelo macrista” se terminó, sino también responde a la expectativa de Alberto Fernández de que el gobierno cargue con el costo político de dejarle pulverizado el salario antes de asumir.

El impacto de las elecciones ha trascendido las fronteras. Mientras que la región venía girando hacia la derecha, la jornada del domingo configura un contrapunto que es una expresión, distorsionada y burguesa si se quiere, de las jornadas de diciembre del 2017, cuando un amplio sector de los trabajadores puso en jaque el “reformismo permanente” macrista y colocó al país al borde de un nuevo default.

La contradicción entre la actual crisis y las vividas en 1989 o el 2001 es que todavía no han irrumpido las masas. Fernández acaba de llevarse el 47% de los votos en una elección con una alta participación, con una mayoría esperando que asuma a ver qué hace.

Aun así, es tal la dinámica, que parece estar abriéndose una crisis de gobernabilidad bajo el hierro de una devaluación brutal cuando todavía, formalmente, no hay presidente electo.

Una crisis en la cual no puede descartarse que,si se multiplican los aumentos y el desabastecimiento y aún a pesar del operativo de contención de la CGT y los K, haya desbordes.

Con la alegría de la histórica campaña electoral que realizamos encabezada por nuestra compañera Manuela Castañeira y de los 180.000 votos que obtuvimos, mientras pasamos balance y avanzamos constructivamente, tenemos que presentar un programa alternativo que incluya el planteo de paro general y Asamblea Constituyente, impulsando la salida a las calles.

Voto castigo

Recapitulemos las principales conclusiones de la elección. El fenómeno central ha sido el voto castigo canalizado por la fórmula F-F. Obtener un 47% en una PASO, un porcentaje casi de balotaje, no es algo común. Sólo puede explicarse porque millones estaban hartos de Macri; a la espera de darle un cachetazo electoral.

Es verdad que ninguna encuesta anticipó estos guarismos. También que el gobierno parecía haber logrado una cierta “remontada” y la economía aparecía artificialmente “estabilizada”… Pero, como habíamos señalado en estas mismas páginas, es imposible jugar a las escondidas con la experiencia de las masas.

Y esa experiencia indica que el gobierno de Macri ha sido un desastre; no solamente tomó desde el primer día medidas en beneficio exclusivo de los capitalistas; ha sido incapaz de frenar la crisis económica y social más grande desde el 2001.

El salario real se ha pulverizado. El desempleo ha superado los dos dígitos. Lejos de la “pobreza cero”, se ha vuelto al umbral de 30 o 40% de la población en esa condición. Los movimientos de desocupados se multiplican. La sociedad sufre un inmenso deterioro en sus condiciones de vida.

Mientras tanto, los grandes productores y exportadores agrarios, los bancos, los acreedores y especuladores internacionales, las empresas de servicios públicos, las petroleras y muchos otros sectores capitalistas,se han hecho la América.

¿Cómo podía evitarse que esta percepción se expresara electoralmente, aun bajo las distorsionadas condiciones de la democracia patronal? Sobre todo, además, si los trabajadores y las amplias masas populares no pudieron ser derrotados bajo el macrismo; si sus múltiples intentos reaccionarios fracasaron.

El voto castigo, aun con todas sus limitaciones, se construyó bajo dos parámetros: primero, el procesamiento de la experiencia con un gobierno que desde el primer día apareció como agente directo de los empresarios. Y, segundo, que dicho procesamiento fue llevando adelante por un movimiento de los trabajadores, las mujeres y la juventud que tienen conquistas en su haber;que no están derrotados.

Sumémosle a esto, además, la presión constante de una crisis económica sin fin; crisis que se ha vuelto a reabrir ahora.

La suma de esta crisis, la experiencia hecha con el gobierno y las relaciones de fuerzas más generales,es lo que explica al voto a Fernández. Y así como estas son sus condiciones “positivas”, por así decirlo, están también las “negativas”, sus limitaciones: la falta de desborde, de radicalización política, el posibilismo, la confianza en el “voto útil”, etcétera, que tan buen servicio le prestan a la “alternancia”, a que el sistema político se mueva entre la centro derecha y la centro izquierda, por así decirlo.

De ahí que este mazazo, a priori, parezca moverse entre parámetros definidos: por un lado, el elemento progresivo del voto castigo(que más abajo veremos que no se trata de un cheque en blanco). Y, por el otro, el límite de que ese voto castigo sea capitalizado por la figura más de derecha del kirchnerismo (que los trabajadores descrean, hoy por hoy, de cualquier medida “rupturista”; veremos qué pasa con esto si la crisis evoluciona).

Seguir leyendo esta editorial en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que la crisis la paguen los capitalistas,
y no los trabajadores!

Sumate a la campaña de Manuela Castañeira 2019!


Una alternativa a Macri y el Kirchnerismo

Argentina necesita un programa alternativo que rechace tanto los 10 puntos del macrismo de sumisión al FMI, como también el pacto social que proponen Alberto Fernández y el kirchnerismo, el cual no es más que una herramienta que siempre se ha utilizado para que los trabajadores paguen la crisis.

Durante la campaña vamos a plantear la ruptura con el FMI, el no pago de la deuda externa, la legalización del aborto y la prohibición de despidos y suspensiones, entre otras propuestas.

Frente al fracaso de Macri y a la coalición conservadora que propone Alberto Fernández, la izquierda tiene que unirse para ser alternativa con un programa anticapitalista de ruptura con el FMI!



Para que la crisis la paguen los capitalistas
hay que afectar sus intereses

Por eso proponemos:

1. Ruptura con el FMI y no pago de la deuda externa.
2. Aumentar salarios y jubilaciones al nivel de la canasta familiar, indexados mensualmente según la inflación.
3. Prohibir por ley despidos y suspensiones, y estatizar bajo control de sus trabajadores toda empresa que cierre.
4. Hace falta un férreo control de precios y abastecimientos para acabar con las remarcaciones. Retrotraer las tarifas de los servicios públicos a valores del 2016.
5. Eliminar el impuesto al salario y los impuestos al consumo popular (IVA). Aplicación de impuestos directos a la riqueza, las grandes propiedades, la banca y las exportaciones agrarias e industriales (retenciones).
6. Hay que terminar con la precarización laboral de la juventud. Pase a planta permanente y reincorporación de todos los despedidos bajo el macrismo.
7. Por el derecho al aborto en el hospital público. Basta de femicidios y violencia hacia las mujeres, travestis y transexuales.
8. Triplicación de los presupuestos para salud y educación.
9. Basta de dirigentes atornillados en los sindicatos desde hace años. Vamos por la democracia sindical.
10. El pueblo tiene que decidir qué hacer con el FMI y qué medidas tomar para salir de la crisis: vamos por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.
11. Que gobiernen los que nunca lo hicieron: los trabajadores y la izquierda.

_

Quién es Manuela Castañeira?

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a presidente en 2019 por el Nuevo MAS.

_

Una compañera luchadora

Para las elecciones nuestro partido ha nominado a Manuela Castañeira como precandidata a presidenta. Se trata de una compañera luchadora proveniente del movimiento de mujeres y una de las pocas mujeres candidatas a la presidencia para esta elección.

Aunque es muy joven, tiene tras de sí una larga trayectoria de lucha junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud, y vemos su candidatura como un gran aporte para renovar y fortalecer a la izquierda.
La hemos visto el 13J y el 8A luchando por el derecho al aborto, en Los paros generales enfrentando La represión policial, apoyando todas Las Luchas de tos trabajadores (Pilkington, C5N, Clarín, el Hospital Posadas), de los estudiantes por la educación y tantas otras.
También La hemos visto debatiendo en la televisión defendiendo siempre a los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Los Trabajadores

Es necesaria una alternativa de izquierda. Queremos intervenir con un programa claro que defienda a los trabajadores y al empleo, a las mujeres y a la pelea por la legalización aborto, al futuro de la juventud a través de la educación, la cultura y el deporte.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Ampliación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a Manuela Castañeira!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.

_