• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Precandidata a Presidente 2019

Con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Una de Nosotros



El gobierno ante su primera crisis


por Luis Paredes

Editorial de la semana en Izquierda Web


Se trata de una sumatoria de problemas que podemos enumerar de manera algo esquemática: una pandemia que ha salido del centro de la escena pero no tiene ningún fin a la vista; un “asedio” permanente desde la derecha que traduce las dudas que le genera a la patronal un gobierno de centro-centro social liberal, pero que no es convicto y confeso reaccionario como fue el de Macri; la crisis policial del miércoles pasado que si se “saldó” transitoriamente con el aumento otorgado, sus consecuencias son de momento todavía difíciles de evaluar en toda su magnitud y, sobre todo, y por primera vez en su gestión, el paso al centro de la coyuntura política de la crisis económica bajo la forma de la falta de dólares para que el país pueda operar en elelemental nivel de los intercambios corrientes (amén de configurar un brutal zarpazo contra los trabajadores).

Al conjunto de todos estos problemas habrá que sumarle la exposición al contagio cotidiano de los trabajadores en los lugares de trabajo; el ninguneo feroz del personal de salud; la estafa de los salarios congelados en el Estado y las paritarias igualmente congeladas o mentirosas en la mayoría de los lugares de trabajo privados;y el aumento de la pobreza, la precariedad laboral, el desempleo, etcétera. Sumándoles, repetimos, el reciente zarpazo sobre el mínimo ahorro en dólares que puede hacer un trabajador o trabajadora han dado lugar, quizás, al primer llamado de atención masivo desde abajo con muchos trabajadores, cayéndole la ficha sobre el carácter social liberal del gobierno llamándolo a Alberto: “Alberso”.

Por lo demás, la presión desde la derecha o centro derecha de Cambiemos y el macrismo se multiplica en la medida que la traición de la CGT y la CTA más las direcciones de los movimientos desocupados, adquiere ribetes históricos. Con la excusa de la pandemia, no han movido un dedo desde comienzo de año. Da risa, también, las discurseadas de Alberto Fernández cuando afirma que “cuando se termine la pandemia vamos a hacer un banderazo nacional y popular”, mientras atan de pies y manos a los trabajadores para que no puedan hacer oír sus reclamos, dejándole todo el campo a los banderazos y caravanas de la derecha; es que en política no hay vacío y lo que no se ocupa desde la izquierda –por así decirlo- se termina ocupando desde la derecha.

La coyuntura de “congelamiento” de los desarrollos que supuso las primeras semanas de la cuarentena se ha terminado hace ya varias jornadas. El país ha entrado en una nueva coyuntura de polarización de los desarrollos de derecha a izquierda –una polarización en estos momentos “asimétrica”, más desde la derecha- pero con un elemento nuevo que hasta aquí estaba insinuado pero no expresado realmente: la crisis económica (no ya sólo social)que irrumpe con la escasez de dólares.

Un cepo contra los trabajadores

De todos los elementos de crisis, el más nuevo y materialmente relevante es la crisis que ha estallado alrededor de la escasez de dólares. Esta crisis entraña una crisis paradójica. Por un lado el gobierno anunció con bombos y platillos el acuerdo con los acreedores externos privados. A cambio de reconocer prácticamente el 100% del capital adeudado y una parte muy sustancial de los intereses, obtuvo cierto plazo en los pagos, concentrándose los mismos a partir de 2025, más o menos. La “astucia” de esta negociación es que en los años inmediatamente próximos el gobierno tiene que afrontar otro pago: la deuda con el FMI que por definición, dado que la Argentina es “miembro” del organismo, no admite quitas ni en capital ni en interés; a lo sumo se pueden renegociar los plazos.

Guzmán ha señalado que la pretensión del país es no pagar esa deuda –valuada en 44.000 millones de dólares- de aquí hasta el 2024. Es decir, comenzar a pagar recién en ese año. La realidad es que los vencimientos de capital e interés con el FMI se concentran entre 2021 y 2022 y nadie puede saber qué dirá el FMI y qué condicionalidades pondrá.

Se especula que existen dos alternativas: si se vuelve a acordar un stand by como se dice en la jerga, esto sólo significará reconfigurar pagos, pero en el muy corto plazo, para lo cual, el gobierno debería encontrar de dónde sacar los dólares para afrontarlos.Caso contrario, si se quieren plazos de repago más largos, se pasaría a un acuerdo llamado de “facilidades extendidas” que, efectivamente, da plazos más largos, pero a cambio de contrarreformas explícitas laboral, jubilatoria y tributaria. Es decir: en este segundo tipo de acuerdos el FMI exige reformas del tipo que dieron lugar a la semi-rebelión de las Jornadas de diciembre del 2017 que hirieron de muerte –aun de forma mediatizada electoralmente- al gobierno de Macri.

No queremos decir que Alberto, de cualquier manera, al controlar las direcciones sindicales, no vaya a intentar estas reformas: la laboral gremio por gremio para que se note menos; la jubilatoria, quizás, embelleciéndola de alguna manera pero llevándola de todas maneras adelante y la tributaria,¡atención!, que corrió el rumor, entre otras cosas, que podrían aumentar nuevamente el impuesto a las falsas “ganancias” que son los sueldos de los trabajadores.

En cualquier caso, todo esto está por verse y la negociación con el Fondo sólo se cerraría en febrero del año que viene.

Y ahora, a pesar del acuerdo con los acreedores privados y las conversaciones en marcha con el FMI, parece que al gobierno no se le ocurrió cómo resolver un problema fundamental de otro orden: de qué manera hacerse de dólares para que el país pueda mínimamente funcionar.

La paradoja es la siguiente. Mientras que el gobierno y toda la troupe K posibilista que los rodea argumentan que es “imposible no pagar la deuda” porque entonces “quedaríamos fuera del mercado mundial” y bla, bla, bla,. Ahora, luego de acordar como pagar, parecería que Argentina igualmente se queda “afuera” porque no cuenta con los dólares con qué funcionar. Es que, luego de tantas vueltas resulta ser que parece que a nadie se le ocurrió pensar de qué manera el país podría generar divisas para funcionar…

Seguir leyendo esta editorial en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que la crisis la paguen los capitalistas,
y no los trabajadores!

Sumate a la campaña de Manuela Castañeira 2019!


Una alternativa a Macri y el Kirchnerismo

Argentina necesita un programa alternativo que rechace tanto los 10 puntos del macrismo de sumisión al FMI, como también el pacto social que proponen Alberto Fernández y el kirchnerismo, el cual no es más que una herramienta que siempre se ha utilizado para que los trabajadores paguen la crisis.

Durante la campaña vamos a plantear la ruptura con el FMI, el no pago de la deuda externa, la legalización del aborto y la prohibición de despidos y suspensiones, entre otras propuestas.

Frente al fracaso de Macri y a la coalición conservadora que propone Alberto Fernández, la izquierda tiene que unirse para ser alternativa con un programa anticapitalista de ruptura con el FMI!



Para que la crisis la paguen los capitalistas
hay que afectar sus intereses

Por eso proponemos:

1. Ruptura con el FMI y no pago de la deuda externa.
2. Aumentar salarios y jubilaciones al nivel de la canasta familiar, indexados mensualmente según la inflación.
3. Prohibir por ley despidos y suspensiones, y estatizar bajo control de sus trabajadores toda empresa que cierre.
4. Hace falta un férreo control de precios y abastecimientos para acabar con las remarcaciones. Retrotraer las tarifas de los servicios públicos a valores del 2016.
5. Eliminar el impuesto al salario y los impuestos al consumo popular (IVA). Aplicación de impuestos directos a la riqueza, las grandes propiedades, la banca y las exportaciones agrarias e industriales (retenciones).
6. Hay que terminar con la precarización laboral de la juventud. Pase a planta permanente y reincorporación de todos los despedidos bajo el macrismo.
7. Por el derecho al aborto en el hospital público. Basta de femicidios y violencia hacia las mujeres, travestis y transexuales.
8. Triplicación de los presupuestos para salud y educación.
9. Basta de dirigentes atornillados en los sindicatos desde hace años. Vamos por la democracia sindical.
10. El pueblo tiene que decidir qué hacer con el FMI y qué medidas tomar para salir de la crisis: vamos por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.
11. Que gobiernen los que nunca lo hicieron: los trabajadores y la izquierda.

_

Quién es Manuela Castañeira?

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a presidente en 2019 por el Nuevo MAS.

_

Una compañera luchadora

Para las elecciones nuestro partido ha nominado a Manuela Castañeira como precandidata a presidenta. Se trata de una compañera luchadora proveniente del movimiento de mujeres y una de las pocas mujeres candidatas a la presidencia para esta elección.

Aunque es muy joven, tiene tras de sí una larga trayectoria de lucha junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud, y vemos su candidatura como un gran aporte para renovar y fortalecer a la izquierda.
La hemos visto el 13J y el 8A luchando por el derecho al aborto, en Los paros generales enfrentando La represión policial, apoyando todas Las Luchas de tos trabajadores (Pilkington, C5N, Clarín, el Hospital Posadas), de los estudiantes por la educación y tantas otras.
También La hemos visto debatiendo en la televisión defendiendo siempre a los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Los Trabajadores

Es necesaria una alternativa de izquierda. Queremos intervenir con un programa claro que defienda a los trabajadores y al empleo, a las mujeres y a la pelea por la legalización aborto, al futuro de la juventud a través de la educación, la cultura y el deporte.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Ampliación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a Manuela Castañeira!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.

_