• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Manuela Castañeira referente del Nuevo Mas

Tenemos la responsabilidad de presentar una alternativa.
Un plan B para que ganen los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Un plan de emergencia para dar vuelta las cosas, para mostrar que no siempre tiene que ser igual,
que ganen ellos y nosotros perdamos.


_
_

Editorial: “¿Un salto al vacío?”

Editorial de la semana en Nuevo MAS


Macri gira a la derecha

“El presidente juega con fuego, se quema y de inmediato su equipo de confianza sale a rescatarlo, un tanto chamuscado. Esto es lo que viene sucediendo desde la rutilante victoria electoral en octubre del año pasado: Mauricio Macri toma decisiones controvertidas, paga un altísimo costo político y en el gobierno empiezan a rezar para que el barco no se la vaya a pique” (Luis Majul, La Nación, 1/02/18)

El gobierno viene girando hacia la derecha luego de las jornadas de diciembre. ¿Cómo se explica esto luego de que sacara un triunfo pírrico con la ley jubilatoria, sufriera una enorme pérdida de la popularidad y, para colmo, la economía vive un deterioro inflacionario cada vez menos disimulable?

Podía haber sido que reconsiderara un poco su orientación; pero no: la definición ha sido por el lado de redoblar y “pagar los costos políticos que haya que pagar”…

Este curso derechista se expresa en la apuesta de Macri para apoyarse en aquellas “instituciones permanentes” (que no son electorales): el imperialismo yanqui (luna de miel con Trump mediante), la situación regional reaccionaria, la unidad de la burguesía detrás de su gobierno, las clases medias reaccionarias, las fuerzas represivas.

Gastado el capital político obtenido en octubre, la excusa para intentar pasar por arriba de los consagrados mecanismos de legitimación, es que este año “no hay elecciones”: de ahí la apelación a engendros como el megadecreto del 6 de enero pasado (que llegaba a modificar y/o derogar leyes enteras sin pasar por el Congreso).

El gobierno multiplica así su curso reaccionario expresado en los masivos despidos en el Estado y en propuestas irreales para las paritarias (15% sin cláusula gatillo), lanza su campaña contra la “corrupción sindical” (como ataque por elevación a los derechos de los trabajadores), así como defiende una “nueva doctrina” que le otorga a los aparatos represivos licencia para matar.

¿Cuál será la dinámica entre un gobierno girado a la derecha (que puede estar moviéndose en el “vacío”), y una población trabajadora que pasa a la oposición? Un dramático “choque de trenes” que puede hacer del 2018 un año crucial en el cual se decida la suerte de Macri: su consolidación o su salida anticipada del poder[1].

Cuando se anuncia una crisis

El lunes pasado temblaron los mercados internacionales. Wall Street tuvo una caída de la bolsa que marcó records históricos. Lo impactante es que tomó a todos los operadores por sorpresa.

Con ser inesperada la caída no quiere decir que no sea explicable. Mientras que la economía mundial crece de manera “sincronizada” (como ha señalado el FMI), la economía yanqui avanza a un ritmo algo en torno al 2.5%. Mientras tanto, la tasa de desempleo está en mínimos históricos (4%), y si bien los salarios siguen planchados al mismo nivel que los últimos 20 años, hubo un leve repunte últimamente.

¿Cómo puede ser que la Bolsa haya caído ante semejante panorama? Ocurre que con una economía en crecimiento, que multiplica las presiones inflacionarias (“recalentamiento económico” lo llaman los economistas), estaría llegando a su fin la época del “dinero barato” abierta con la crisis del 2008.

Esta época estuvo marcada por tasas de interés en sus mínimos históricos y una igualmente histórica asistencia monetaria a las grandes instituciones económicas y las corporaciones, de manera tal de evitar quebrantos como en la fatídica crisis de los años 30.

Recuperada la economía, el dinero fácil debería llegar a su fin. Como señaló Christine Lagarde, jefa del FMI, cuando hay “bonanza económica” es el momento de profundizar el “ajuste estructural”…

La economía mundial vive una recuperación superficial: los problemas estructurales que arrastra desde el 2008, entre ellos el bajo nivel de la productividad e inversor, la falta de ramas suficientemente dinámicas, permanecen como factores de debilidad estructural.

No menos cierto es que se está viviendo un “respiro” coyuntural; esto es lo que, paradójicamente, acaba de perforar las Bolsas[2]. La cuestión es que la caída de las Bolsas, y la tendencia al fin del dinero fácil, es una malísima noticia para el gobierno.

Podríamos definir que la situación económica argentina es de pre-crisis. La economía está creciendo en cierto modo (aunque se trata todavía de recuperar los niveles del 2015). Pero la acumulación de desbalances es tan grave, que comienza a crear preocupaciones crecientes incluso entre los economistas vinculados al oficialismo.

El gobierno operó una transferencia regresiva de recursos; también un reacomodamiento de los precios relativos que todavía está en marcha (dichos reacomodamientos siempre generan aumentos). Fortaleció a los empresarios, accionistas y propietarios en detrimento de los trabajadores, los deudores, los jubilados y pensionados, y los que viven de alquiler: ¡una lógica de clase feroz en todos los ámbitos!

Seguir leyendo esta editorial en Nuevo Mas

Información y Propuestas

Que ganen los trabajadores, las mujeres y la juventud!

La izquierda renueva sus fuerzas, súmate a la Izquierda al Frente por el Socialismo.


Ni Macri, Ni el kirchnerismo

Ha quedado claro que Macri gobierna para los ricos. Por otra parte, el kirchnerismo, que gobernó durante 12 años y no realizó ningún cambio estructural en el país, no es alternativa.

Desde Izquierda al Frente por el Socialismo nos proponemos como una alternativa superadora a todas las variantes patronales.

Frente al ajuste macrista (Plan A), levantamos un Plan B para que ganemos los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Prohibir las suspensiones y los despidos, terminar con la precarización laboral garantizando empleo genuino para la juventud, #niunamenos con presupuesto para las mujeres que son víctimas de violencia y garantizar el acceso a la cultura y la educación.
Queremos que paguen los empresarios, por eso proponemos un impuesto a las riquezas, a las grandes extensiones de tierras y los grandes inmuebles.

Abajo la represión a la protesta social. Ninguna impunidad a los genocidas de la dictadura militar.
Abajo la burocracia sindical, vamos por democracia de las bases.

_

Sobre Mi

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Nací en Paraná, Entre Ríos, y actualmente resido en la localidad de Sarandí, Provincia de Buenos Aires.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a Diputada Nacional en la provincia de Buenos Aires por la Izquierda al Frente por el Socialismo.

_

Los Trabajadores

Vamos por un 35% de aumento del salario y prohibición de despidos y suspensiones.
Que toda empresa que quiera cerrar sea estatizada.
Que se elimine el impuesto al trabajo, que es un falso impuesto a las ganancias.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Triplicación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a la Izquierda al Frente!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.