• Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira
  • Manuela Castañeira

Precandidata a Presidente 2019

Con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Una de Nosotros



El día después


por Roberto Saenz

Editorial de la semana en Izquierda Web


El domingo terminó un largo año electoral. Con el 48% se impuso Alberto Fernández obteniendo Macri un digno 40%. Al otro día desayunaron juntos para pactar una transición pacífica: que Macri permanezca hasta el último día, garantizar la paz social y frenar la salida de divisas.

No hubo la corrida que se temía el lunes 28. La patronal, el imperialismo y el FMI se quedaron tranquilos por la “paridad política” que sale de la elección. El Frente de Todos tendrá mayoría en senadores pero no en diputados. Cambiemos retuvo CABA, así como las principales ciudades de la provincia de Buenos Aires (La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca) y muchas intendencias. Arrasó en Córdoba y Mendoza y se recuperó en Santa Fe y Entre Ríos (imponiéndose en casi toda la zona núcleo del campo argentino).

Por su parte, Alberto de la mano de Kicillof ganó cómodamente en la 1ª y 3ª seccioneselectorales del Gran Buenos Aires y se impuso en el norte y el sur del país. Ganó claramente por una diferencia que podría estirarse -en el recuento definitivo- hasta 10 puntos, pero no arrasó como se esperaba originalmente.

Como contracara de estos augurios de estabilidad y “equilibrio de poderes”, la situación económica es deuna fragilidad extrema. La fotografía de la “calma” inmediatamente posterior a la elección, es una “imagen política”, no económica. Con las reservas de libre disponibilidad por debajo de los 10.000 millones de dólares,el país está al borde de una cesación de pagos lisa y llana[1].

Desde las PASO a esta parte el BCRA perdió 20.000 millones de dólares, cifra sideral aplicada por tercios a pagar deuda externa, a la compra de dólares por los consumidores (una parte de la cual es lisa y llana fuga de divisas) y a la pérdida de encajes por el retiro de depósitos en divisas por los ahorristas.

De ahí que el tema de las reservas fuera el único reclamo que le hiciera Fernández a Macri en su amistoso desayuno.

El BCRA está en bancarrota y el grueso de la clase media votóen contra del nuevo gobierno. Lo que hay que esperar, entonces, son las habituales excusas de parte de Fernández y que la parte más dura del ajuste –más allá de alguna concesión menor- recaiga sobre el sector que el Frente de Todos y la burocracia sindical controlan a pie juntillas: la clase trabajadora.

Contradictoriamente, la izquierda llega a esta nueva coyuntura con cierto debilitamiento. A la polarización extrema se le suma que la magra elección de Del Caño llevó a dicho frente a retornar a índices de cierta marginalidad.

Y, para colmo, la orientación oportunista del PTS hizo que la campaña se redujera, vergonzosamente, a pedir el corte de boleta…

Ha quedado claro que si el FIT hubiera aceptado la unidad con nuestro partido, ir a internas abiertas, la izquierda habría salido menos debilitada.

En todo caso, la tarea inmediata que asumimos desde nuestro partido es alertar que, más allá de las expectativas, Alberto va a realizar un gobierno para los empresarios y colocarnos al lado de cada lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud que comiencen a despuntar a partir de ahora.

La fotografía que arrojó el voto

Todas las elecciones muestran una fotografía del estado de ánimo político de sus clases sociales y esta no es la excepción.

Es evidente que entre los trabajadores –salvo casos excepcionales como Córdoba- dominó el sentimiento del repudio a Macri y el voto castigo. Voto castigo que capitalizó Fernández.

En realidad, y como señalamos en nuestra declaración el pasado domingo, los trabajadores habían pasado masivamente a la oposición dos años atrás, cuando las Jornadas de diciembre por la ley jubilatoria. Esa acción –que conecta al país con el ciclo de rebeldía recomenzado internacionalmente- es la que hirió de muerte al gobierno de Cambiemos(la que “le puso los puntos”, por así decirlo).

Se tardó dos años en comprender el carácter directamente agente de los empresarios y los mercados de Macri. Pero cuando se entendió, ya no hubo marcha atrás. La elección en el 1er y 3er cordón electoral del Gran Buenos Aires, el núcleo de trabajadores y trabajadoras más estratégico del país, es categórico en este sentido.

Sin embargo, también requiere explicación la remontada de Macri. Aquí confluyen dos fenómenos. Por un lado, el Frente de Todos y la burocracia sindical le vienen perdonando la vida desde aquellas históricas Jornadas. No nos olvidemos del famoso acto del 21 de febrero del 2018, donde Moyano empezó a decir ya “hay 2019”,insistiendo que a nadie se le ocurriera que Macri se fuera anticipadamente.

El inicio de la dilatada campaña electoral vino a cumplir el mismo papel y no sólo esto. Incluso después de las PASO, cuando el macrismo salió a movilizar su base social, Fernández llamó a “no salir a las calles”.

La explicación es sencilla: el Frente de Todos como fuerza poskirchnerista moderada que es (aparato político y burocracia sindical), necesita del respaldo electoral pasivo de los trabajadores, no que éstos amenacen con cualquier desborde saliendo a las calles. Son maestros de la contención y, también, organizadores de derrotas; a no olvidarlo[2].

Por lo demás, hay un segundo elemento que se conecta, también, con cuestiones internacionales: una porción enorme de las clases medias, quizás mayoritaria, que combina tanto sectores directamente vinculados a la burguesía como trabajadores y trabajadoras de cuello blanco políticamente atrasados, votaron a Cambiemos.

Ellos son la base social que se movilizó detrás de la campaña del “Sí, se puede”. Una base social reaccionaria que tiene esa ubicación inamovible desde la crisis del campo del 2008 y que volverá a salir a las calles si es que se aplica alguna mínima retención a las exportaciones agrarias[3]…

Porque, precisamente, la “geografía” del voto muestra que en todo el centro del país –CABA, provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos- el macrismo hizo una excelente elección.

Seguir leyendo esta declaración en Izquierda Web

Información y Propuestas

Que la crisis la paguen los capitalistas,
y no los trabajadores!

Sumate a la campaña de Manuela Castañeira 2019!


Una alternativa a Macri y el Kirchnerismo

Argentina necesita un programa alternativo que rechace tanto los 10 puntos del macrismo de sumisión al FMI, como también el pacto social que proponen Alberto Fernández y el kirchnerismo, el cual no es más que una herramienta que siempre se ha utilizado para que los trabajadores paguen la crisis.

Durante la campaña vamos a plantear la ruptura con el FMI, el no pago de la deuda externa, la legalización del aborto y la prohibición de despidos y suspensiones, entre otras propuestas.

Frente al fracaso de Macri y a la coalición conservadora que propone Alberto Fernández, la izquierda tiene que unirse para ser alternativa con un programa anticapitalista de ruptura con el FMI!



Para que la crisis la paguen los capitalistas
hay que afectar sus intereses

Por eso proponemos:

1. Ruptura con el FMI y no pago de la deuda externa.
2. Aumentar salarios y jubilaciones al nivel de la canasta familiar, indexados mensualmente según la inflación.
3. Prohibir por ley despidos y suspensiones, y estatizar bajo control de sus trabajadores toda empresa que cierre.
4. Hace falta un férreo control de precios y abastecimientos para acabar con las remarcaciones. Retrotraer las tarifas de los servicios públicos a valores del 2016.
5. Eliminar el impuesto al salario y los impuestos al consumo popular (IVA). Aplicación de impuestos directos a la riqueza, las grandes propiedades, la banca y las exportaciones agrarias e industriales (retenciones).
6. Hay que terminar con la precarización laboral de la juventud. Pase a planta permanente y reincorporación de todos los despedidos bajo el macrismo.
7. Por el derecho al aborto en el hospital público. Basta de femicidios y violencia hacia las mujeres, travestis y transexuales.
8. Triplicación de los presupuestos para salud y educación.
9. Basta de dirigentes atornillados en los sindicatos desde hace años. Vamos por la democracia sindical.
10. El pueblo tiene que decidir qué hacer con el FMI y qué medidas tomar para salir de la crisis: vamos por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.
11. Que gobiernen los que nunca lo hicieron: los trabajadores y la izquierda.

_

Quién es Manuela Castañeira?

Mi nombre es Manuela Castañeira, soy Licenciada en Sociología, egresada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y trabajadora no docente.

Me considero socialista y feminista. Mi compromiso es defender los derechos de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.

Soy precandidata a presidente en 2019 por el Nuevo MAS.

_

Una compañera luchadora

Para las elecciones nuestro partido ha nominado a Manuela Castañeira como precandidata a presidenta. Se trata de una compañera luchadora proveniente del movimiento de mujeres y una de las pocas mujeres candidatas a la presidencia para esta elección.

Aunque es muy joven, tiene tras de sí una larga trayectoria de lucha junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud, y vemos su candidatura como un gran aporte para renovar y fortalecer a la izquierda.
La hemos visto el 13J y el 8A luchando por el derecho al aborto, en Los paros generales enfrentando La represión policial, apoyando todas Las Luchas de tos trabajadores (Pilkington, C5N, Clarín, el Hospital Posadas), de los estudiantes por la educación y tantas otras.
También La hemos visto debatiendo en la televisión defendiendo siempre a los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Los Trabajadores

Es necesaria una alternativa de izquierda. Queremos intervenir con un programa claro que defienda a los trabajadores y al empleo, a las mujeres y a la pelea por la legalización aborto, al futuro de la juventud a través de la educación, la cultura y el deporte.

_
_

Las Mujeres

Las mujeres, y la sociedad en su conjunto, avanzamos en la pelea por nuestros derechos.
Estamos contra la violencia de género y a favor del aborto legal en hospitales públicos.
Exigimos trabajo genuino y queremos que se termine con las redes de trata y explotación sexual.

_
_

La Juventud

Es nuestro futuro y necesitamos terminar con la precarización laboral.
Pase a planta de todos los trabajadores jóvenes. A igual tarea igual salario.
Ampliación del presupuesto para educación pública y salud pública.

_
_


Estemos en Contacto!

Contactá con nosotros

-

Sumate a Manuela Castañeira!

Ponete en contacto con nosotros para ser parte de esta gran campaña.

_